BeReal. Las redes sociales atentan contra la salud mental

En relación al ascenso de la nueva Red social BeReal me surgen varias reflexiones que unen mi experiencia en redes con mi opinión como profesional de la salud y experiencia en Salud Mental.

Toda red social se nutre tarde o temprano de un objetivo de retorno de la inversión económica llevada a cabo por los desarrolladores. Si llevamos a cabo un estudio de todas ellas, comienzan siempre como un producto gratuito, fresco e innovador. Si con el tiempo el proyecto sigue siendo gratis, entonces el producto eres tu.

El tiempo de uso de las Redes Sociales está generando severas alteraciones del córtex cerebral de las personas

¿por qué el título de esta entrada? El tiempo que absorbe tanto el uso como el disfrute de las redes sociales es enorme. Como profesional, soy consciente que debo tener presencia en ellas. Pero por otro lado me niego a invertir un bien preciado: mi tiempo, en todas y cada una de ellas. Empezando por Twitter, una red social con un gran potencial para mantenernos actualizados pero con graves efectos secundarios:

  • Tienes que estar todo el tiempo dentro piando para realmente tener un impacto y fenómeno social(por cierto la DRAE ya admite el anglicismo tuiteo como verbo).
  • Es una aplicación no apta para personas con autoestima baja, dado que fomenta el odio y la agresividad, que se recibe o emite a través de ella.
  • Por otro lado es una gran herramienta para saber todo aquello que desees de última hora. Por ello mantengo un perfil aunque sin app en mis dispositivos.

Como profesional el hecho de estar generando productos en forma de texto o audiovisual diarios resulta incompatible con un mundo laboral donde diseño, dirijo proyectos, formo profesionales y veo pacientes. Todo ello desde una serena tranquilidad y presencia que deseo vivir y predicar.

centro medico gratis

Accede a consulta de Medicina Integrativa gratuita.

TikTok.

Seguro te interesa   Yoga y Salud mi colaboración en la Revista Cultivar Salud

Quizás la herramienta más disruptiva en cuanto a su técnica de captación del interés de las personas. Resulta muy curiosa la limitación impuesta para salir de la aplicación con un doble tap. La primera vez que le das para salir siempre aprovechan para incluir algo que resulte de tu interés para mantenerte secuestrado dentro de la plataforma. Da igual que no seas adicto a chistes, retos virales o señoras-señores que destilen sexualidad haciendo un live o un baile. Fragmentos de una crítica o documental interesante también encuentras.  Confieso que me supone un acto de voluntad salir de la aplicación.

BeReal incitará un mayor deterioro de la Salud Mental

Instagram.

Ni más ni menos importante que el anterior. Un depredador (E. Dans, 2022) de todo aquel producto que desee despegar como algo innovador. Te compra o te clona, no permite más opciones. Un paso evolutivo de Facebook para población más joven que juega a la falacia del ego y a la ostentación de la vida.

De una forma moderada las redes sociales son una adecuada lanzadera para informar a las personas sobre temas de salud (mi perfil aquí). Un hecho que a veces es limitado por los mensajes sobre la salud emitido por personas sin conocimiento ni formación alguna.

Respecto al fenómeno BeReal.

Be real nace con la supuesta intención de combatir el postureo. Por contra, esta nueva tendencia incitará al deterioro de la Salud Mental:

  1. El hecho de estar pendiente de la notificación aleatoria.
  2. El acto de permitir un acceso autorizado a tu privacidad,… todo para que la gente pueda decir que tu eres real.
  3. Las posibles implicaciones que tengan relación con ceder tus datos de posicionamiento que ya suceden con otras aplicaciones.
Seguro te interesa   Inmunología y Salud. Mi artículo con Juan Serrano en Objetivo Bienestar

Más allá de los valores que se están normalizando en nuestra sociedad, estas aplicaciones están generando e incrementarán una cadena de sucesos sobre la salud mental de la población:

Para los emisores:

  • Un estrés sobre la necesidad continua de estar produciendo para ser famosos.
  • Una forma encubierta de ocultar problemas emocionales de fondo.
  • El impacto emocional relacionado con la presión social y los comentarios de followers y haters.

Para los receptores:

  • El sentimiento de querer parecerse ser el influencer, un sentimiento que tampoco es nuevo y existe desde la creación de la radio y televisión.
  • El tiempo de uso de dichas plataformas desde edades infantiles y que está generando severas alteraciones del córtex cerebral de las personas y que actualmente no podemos augurar el daño futuro tanto físico como psíquico.

También requiere la necesidad de plantearnos el término sobre lo que es normal.

Las antiredes no deja de ser el mismo perro con otro collar. Lo más adecuado si me preguntas: haz un uso mínimo o moderado.

Si quieres saber más sobre este tema y otros para mejorar tu comprensión sobre tecnologías y eSalud te recomiendo mi libro de eSalud para profesionales

eSalud

Libro para profesionales y pacientes que deseen saber más sobre tecnología y medicina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.